CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO– SECCIÓN TERCERA –

 CONSEJERO PONENTE: GERMÁN RODRÍGUEZ VILLAMIZAR

 Bogotá D.C., veinticuatro (24) de junio de dos mil cuatro (2004)

 Radicación:                 25000232600020030196101

Actor:               RAFAEL YEZID SUS CABRERA

Referencia:     ACCIÓN POPULAR

Demandado:    CANALES RCN Y CARACOL Y COMISIÓN NACIONAL DE TELEVISIÓN

 Conoce la Sala del recurso de apelación interpuesto por las partes demandadas contra la sentencia del 25 de febrero de 2004 proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca – Sección Tercera – Subsección “B”, por medio de la cual se aprobó el Pacto de Cumplimiento celebrado el 19 de febrero del 2004 entre el actor Rafael Yezid Sus Cabrera y los demandados Caracol S.A., RCN Televisión S.A. y La Comisión Nacional de Televisión.

 I – ANTECEDENTES

1. La demanda y su trámite

 1) Mediante escrito presentado el 26 de septiembre de 2003 ante la Secretaria General del Tribunal Administrativo de Cundinamarca (fls.1 a 6), el señor RAFAEL YEZID SUS CABRERA, actuando en nombre propio, instauró acción popular contra el Canal de Televisión Radio Cadena Nacional RCN – programa “Protagonistas de Novela 2” y Canal Caracol – programa “Gran Hermano”, por considerar que se encuentran violados los derechos colectivos a la moral administrativa y orden público, así como otros intereses colectivos como el acceso a los servicios públicos y a su prestación eficiente y oportuna; y los derechos de los consumidores y de los usuarios. A juicio del actor, tales derechos e intereses colectivos resultan vulnerados a causa de algunas de las escenas emitidas en ambos programas, las cuales denotan violencia y erotismo entre sus participantes, que desnaturalizan el fin de estos programas, el cual es demostrar el talento y aptitudes en la actuación y convivencia por parte de sus aspirantes.

 En esa dirección formuló las siguientes pretensiones

 “1. Ordenar al Canal de televisión RCN que en lo sucesivo, a partir de la notificación del fallo que ponga fin a esta demanda, se abstenga de emitir imágenes como las descritas en los hechos de este líbelo, en las que los participantes de “Protagonistas de Novela 2” se enfrenten de manera violenta y agresiva.

 “2.  Ordenar al Canal de televisión RCN que en lo sucesivo, se abstenga de transmitir escenas de “fuerte contenido erótico”, cuando “Protagonistas de Novela 2” salga al aire, especialmente en la primera parte del programa, por tratarse de un horario familiar.

 “3. Ordenar al Canal Caracol que se abstenga de trasmitir escenas e imágenes en las que los participantes se traten de manera brusca, y en las que unos se dirigen groseramente con palabras soeces a los otros. Ordenarle igualmente que se abstenga de trasmitir escenas de contenido erótico entre los participantes,  por las razones suficientemente descritas en los hechos de esta demanda”.

 2). El Tribunal de primera instancia en providencia del 30 de septiembre del 2003, en su numeral 6 (fls. 10 y 11), ordenó de manera oficiosa la vinculación a través de la respectiva notificación a la Comisión Nacional de Televisión como parte demandada dentro de la mencionada acción.

 3. La Providencia Impugnada

 1). El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en sentencia del 25 de febrero del 2004 Aprobó el Pacto de Cumplimiento celebrado entre el actor Rafael Yezid Sus Cabrera y los demandados Caracol S.A., RCN Televisión S.A. y La Comisión Nacional de Televisión (fl.352, num.1) con fundamento en lo siguiente:

 “La acción referida tenía como propósito inicial que se impartiera orden a las directivas de los canales de televisión RCN y CARACOL, para que en lo sucesivo se abstuvieran de emitir escenas con fuertes contenidos de sexo y de violencia en sus programas “Protagonistas de Novela 2” y “Gran Hermano”, en horarios de audiencia familiar.

 Como solución a este conflicto, las partes propusieron como fórmula de arreglo la realización de un debate público con la intervención de los diferentes estamentos públicos, privados y de la comunidad en general que permitieran la libre confrontación de las diferentes opiniones y posiciones que suscitan la realización de los shows televisivos, mas conocidos como realities, específicamente de los programas antes referidos.

 La Sala no solamente avala este acuerdo, sino que, además celebra que esta acción haya pasado a tener un interés colectivo meramente formal a uno verdaderamente sustancial, puesto que ha generado un espacio democrático para el diálogo entre sectores muy diversos de la sociedad: instituciones estatales, cuyo objeto se encuentra relacionado con ¡a prestación y vigilancia del servicio público de televisión; organizaciones privadas que se encargan de prestar este servicio; asociaciones de usuarios y ciudadanía en general.

 Estos razonamientos, a juicio de esta Sala son suficientes para aprobar este pacto de cumplimiento”.

 2). También fijó a título de Incentivo a favor del actor Rafael Yezid Sus Cabrera el equivalente a cinco (5) salarios mínimos legales mensuales, los cuales serán cancelados por partes ¡guales por los demandados RCN TELEVISIÓN S.A. y CARACOL TELEVISIÓN S.A., dentro del mes siguiente a la ejecutoria de la mencionada providencia (fl.352 ,num.2).

 4. La Apelación

 Inconformes con la decisión de instancia, las partes demandadas a través de apoderado, interpusieron recurso de apelación para que sea revocado el numeral segundo de la providencia del 25 de febrero del 2004 (fis 355 a 367) bajo el siguiente razonamiento:

 “La interposición de este recurso es indispensable porque las sociedades a que represento no pueden admitir el precedente de que cualquier persona a quien le moleste el contenido de un determinado programa ejerza una acción popular y por ese solo motivo le sea reconocido un incentivo (…).

 Argumenta que el hecho de incluir como una de las obligaciones de CARACOL y RCN el pago de un incentivo a favor del demandante, excede las facultades del Tribunal por cuanto, ni las partes demandadas se comprometieron a reconocer este incentivo al demandante, ni éste se pronunció sobre este asunto en la Audiencia de Pacto de Cumplimiento ni en el escrito que contenía el acuerdo (…).

 Asimismo, expone que el reconocimiento del incentivo es aplicable únicamente en los casos en los cuales el proceso termine como consecuencia de una sentencia condenatoria, pero de ninguna manera en aquellos casos en los cuales la terminación del proceso es el resultado de un pacto de cumplimiento acordado por las partes.

 Que la sentencia que aprueba un pacto de cumplimiento no es condenatoria, pues en ella solamente se revisa la legalidad del acuerdo a que llegaron las partes… La sentencia que apruebe el pacto de cumplimiento No es producto del convencimiento del juez, sino del arreglo directo al que llegaron las partes, por lo cual no puede la autoridad judicial imponer condenas (…).

 II – CONSIDERACIONES DE LA SALA

1. Naturaleza de las acciones populares

 Las acciones populares consagradas en el inciso primero del artículo 88 de la Constitución Política y reglamentadas por la Ley 472 de 1998, tienen como finalidad la protección de los derechos e intereses colectivos, cuando éstos resulten amenazados o vulnerados por la acción u omisión de las autoridades públicas o de los particulares.

 Cabe señalar que tales derechos e intereses colectivos, a términos de lo dispuesto en el parágrafo del articulo 4° de la citada Ley, no son únicamente los relacionados con el patrimonio, el espacio, la seguridad y salubridad públicas, la moralidad administrativa, el ambiente y la libre competencia económica, ni tampoco los enunciados en el articulo 4° de la Ley 472 de 1998, sino también los definidos como tales en la Constitución Política, las leyes ordinarias y los tratados internacionales celebrados por Colombia, según lo dispuesto en el inciso penúltimo de esa misma norma.

 2. Finalidad y procedencia de la demanda de acción popular

 Las acciones populares consagradas en el inciso primero del artículo 88 de la Constitución Política, reglamentadas por la Ley 472 de 1998, tienen como finalidad la protección de los derechos e intereses colectivos, cuando éstos resulten amenazados o vulnerados por la acción u omisión de las autoridades públicas o de los particulares cuando ellos actúen en desarrollo de funciones administrativas.

 3. Naturaleza del Incentivo dentro de las acciones populares.

 De conformidad con el artículo 39 de la Ley 472 de 1998, el incentivo es el reconocimiento que le concede la Ley a aquellas personas que promueven una acción popular con el fin de proteger derechos e intereses colectivos cuando estos sean vulnerados, o para hacer cesar dicha vulneración o agravio, siempre que su actuación resulte eficaz para lograr dicho amparo y se demuestre que con anterioridad a la presentación de la demanda no se había adelantado ninguna actuación por parte de las partes demandadas tendiente a conjurar la problemática planteada por el actor popular

Al respecto, esta Corporación ya ha precisado que “el incentivo es un estímulo económico, una compensación que se concede a los particulares por emprender labores de protección de intereses colectivos, el cual no puede ser negociable” por cuanto se concibe como un derecho del actor1, el cual no obstante puede ser objeto de renuncia.

 4. El Caso en Concreto

 En el asunto objeto de estudio, el actor pretende que lo canales de televisión demandados se abstengan de emitir escenas dentro de los programas “Protagonistas de Novela 2” y “Gran Hermano” con fuerte contenido erótico y violento entre los participantes y especialmente dentro del horario familiar, por considerar que con ellas se violan derechos e intereses colectivos, tales como la moralidad administrativa, el orden público, el acceso a los servicios públicos y los derechos a los consumidores y usuarios de los servicios públicos de televisión.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, a través de la sentencia del 25 de febrero del 2004 aprobó el Pacto de Cumplimiento celebrado entre las partes por considerar que el acuerdo al que llegaron “dejó de tener un interés colectivo meramente formal para entrar a uno sustancial’, ya que ha generado un espacio democrático para el diálogo entre diferentes sectores de la sociedad.

Para resolver, la Sala observa que si bien es cierto, el a quo encontró procedente la aprobación del pacto de cumplimiento, también lo es que,   la fórmula propuesta por las partes esto es “la realización de un debate público con la intervención de los diferentes estamentos públicos, privados y de la comunidad en general que permitan la libre confrontación de las diferentes opiniones y posiciones que suscitan la realización de los shows televisivos mas conocidos como realities, específicamente de los programas antes referidos”, no constituye una solución de fondo a la problemática planteada en la demanda, ni a través de ella cesa la violación de los derechos colectivos invocados.

 Siendo así las cosas, no resulta viable la aprobación de dicho pacto, debido a que el cumplimiento de las normas a las que están sujetas los canales de televisión para la emisión de sus programas, a fin de asegurar la calidad del servicio público que prestan, no puede ser objeto de discusión y acuerdo por parte de la comunidad por ser dichos preceptos de carácter obligatorio.

 Bajo tal perspectiva, la providencia impugnada debe ser revocada, para en su lugar ordenar al a quo continuar con el trámite de la actuación.

 Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera,

 RESUELVE:

 PRIMERO: REVOCASE la providencia del 25 de febrero del 2004 proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Tercera, Subsección “B”.

 SEGUNDO: En consecuencia, se imprueba el pacto de cumplimiento suscrito entre las partes y se ordena continuar con el trámite del proceso.

 1 Consejo de Estado. Sección Tercera. Sentencias del 2 de diciembre de 1999. Expediente

 TERCERO: En firme esta providencia Devuélvase el expediente al Tribunal de origen.

 COPÍESE, NOTIFIQUESE y CÚMPLASE

 GERMAN RODRIGUEZ VILLAMIZAR

RICARDO HOYOS DUQUE

MARIA ELENA GIRALDO GOMEZ

ALIER HERNANDEZ ENRIQUEZ

RAMIRO SAAVEDRA BECERRA

Presidente de Sala