Un actor popular responsable debe tener en cuenta que la paciencia, la constancia y la perseverancia, son las madres de los grandes éxitos personales; Cuando un Actor Popular se inspira en una investigación importante o en una acción popular de extraordinario beneficio para toda la humanidad, entonces su mente y espíritu superan los límites de su propia conciencia solidaria y sus facultades físicas e intelectuales se expanden en todas direcciones para lograr su objetivo solidario. Lo cual, lógicamente le hace experimentar una suprema felicidad, al descubrir su verdadera vocación de servicio a la comunidad y toda la capacidad de liderazgo que existe en cada uno de nosotros los Actores Populares para salir en la defensa del Planeta Tierra y todos los Seres Vivos.

Todos los seres humanos y especialmente los Actores Populares responsables, debemos ser líderes en nuestra familia, con los amigos, en nuestro barrio, en la comuna, en la universidad, en el trabajo, en el municipio, en el Departamento o en nuestro país; pues, la Democracia de la república de Colombia se fundamenta precisamente en la solidaridad, la participación y el liderazgo de todos los ciudadanos para generar altos niveles de desarrollo económico y social.

Igualmente, todos los ciudadanos y especialmente los actores populares responsables, debemos ser cívicos y cultos, no arrojando basura a la calle, no contaminando el medio ambiente, no ocupando el espacio público,  luciendo nuestras fachadas,  cultivando nuestros antejardines, respetando los ancianos, cuidando los niños, protegiendo nuestra biodiversidad, etc., Pues, solamente estas conductas participativas, preventivas y solidarias, garantizan que entre todos los ciudadanos algún día podamos recuperar el civismo, la calidad de vida y las condiciones ambientales, arquitectónicas y paisajísticas del nuestra ciudad.

Respetuosamente.,

JUAN CARLOS ECHEVERRY NARVAEZ.