"RECOMPENSAS EN DOLARES"

El presidente Uribe insistió en sostener  que la política de Seguridad Democrática mediante la utilización de la figura de los informantes, era necesaria para la protección de los Derechos e Intereses Colectivos.

Por ejemplo  anuncio  y defendió incluir a 1.000 estudiantes de Medellín en la red de colaboradores de las autoridades y a quienes se les pagarían  ($100.000) Cien Mil pesos a cada uno de ellos; Igualmente estimuló vincular a los taxistas para que se sumen a las redes de informantes que existen en las principales ciudades del país.

Y es que ofrecer recompensas por colaboraciones efectivas con las autoridades, fue y es parte fundamental de la política de Seguridad Democrática de los Gobiernos “Uribistas”, incluyendo el de Juan Manual Santos, que has entregado en recompensas más de (%50.000) Cincuenta mil millones de pesos.

Casos emblemáticos como el de la muerte de ‘Raúl Reyes’ e ‘Iván Ríos’, en marzo de 2008; o la captura de ‘Pablito’, principal jefe militar del “ELN”, o la Muerte del “Mono Jojoy”, hacen parte integral de la lista de éxitos de esta política.

Sin embargo, no todo ha sido bueno y muchas de esas delaciones inspiradas en recompensas han terminado en procesos jurídicos en contra del Estado, como el de las organizaciones ilegales que en Bogotá contrataban a personas para colocar detonantes y posteriormente llamaban a las autoridades para cobrar el dinero, como lo denunció el Alcalde de Bogotá, o el caso de los policías en la Costa que alertaban de posibles atentados que ellos mismos creaban para recibir beneficios y logros destacados en su hoja de vida. Es decir los Famosos “FALSOS POSITIVOS”.

Por lo anterior, extraña que el Gobierno de Alvaro Uribe Velez, haya sido quien presentó el proyecto de ley para derogar las recompensas en las acciones populares, y que el Gobierno de Juan Manuel Santos haya sido el que sancionó y promulgó la ley 1425 del año 2010, que derogó los incentivos económicos en las acciones populares; pero, no hayan derogado las recompensas en Dólares para los informantes de la fuerza pública, dándole más importancia a la captura de un delincuente, que a la protección del medio ambiente, los ecosistemas, la biodiversidad, el patrimonio público y la moralidad administrativa; Máxime, cuando a un actor popular solamente se le pagaban ($5.000.000.) Cinco Millones de Pesos como recompensa, mientras que delincuentes, que denuncian otros delincuentes, reciben hasta Cinco Millones de Dólares, cambios de identidad y traslados al Exterior.

Respetuosamente.,

FUNDACOLECTIVOS.

Anuncios